¿Por qué todos necesitamos un tratamiento ultra nutritivo?

La nutrición es imprescindible para mantener la piel en perfecto equilibrio, bonita y cuidada; una necesidad cutánea que se incrementa con el paso del tiempo y, se acentúa, a causa de factores ambientales como luz solar, el frío, viento, etc., o el proceso de envejecimiento y tipo de piel. Sigue leyendo y descubre porque es tan necesario este cuidado y cómo seleccionar la cosmética nutritiva más idónea.


Pero, ¿qué significa nutrir la piel? Cuando hablamos de nutrición avanzada nos referimos a dos funciones: el aporte de lípidos (ácidos grasos) y el aporte de nutrientes (vitaminas, minerales, etc.). Dos aportes esenciales para mantener la piel equilibrada, cómoda, tersa, revitalizada y protegida frente a la aparición de los signos del envejecimiento. Lípidos: el refuerzo de la protección cutánea frente al envejecimiento. Para favorecer que la piel esté perfectamente protegida es imprescindible mantener el manto hidrolipídico equilibrado. Este film o manto es una “barrera de protección” exterior que cubre la epidermis; compuesto por una mezcla de sustancias segregadas por las glándulas sebáceas y sudoríparas respectivamente. Este manto tiene como función principal proteger la piel frente factores como la calefacción, el frío, el viento, etc., factores que pueden dañarla provocando su deshidratación, daño que va asociado a la sensación de tirantez y falta de confort. Esto tiene como consecuencia la aceleración del proceso de envejecimiento cutáneo. Además de los factores externos antes mencionados, a medida que envejecemos esta barrera protectora se vuelve irregular, ya que las glándulas sebáceas y sudoríparas de la piel, envejecidas por el paso del tiempo, no funcionan correctamente, haciendo que la protección cutánea sea deficiente.

Es por esto, que generalmente a partir de los 40 la piel necesita un aporte de nutrición externo que garantice el correcto estado del manto hidrolipídico, “barrera” compuesta principalmente a base de lípidos, que asegura que la piel esté intensamente protegida frente al envejecimiento y con el correcto nivel de hidratación. Nutrientes: el alimento de la piel para frenar el envejecimiento. Al igual que nuestro cuerpo, la piel, mas concretamente las células, necesitan nutrientes específicos para realizar sus funciones correctamente; hablamos de los procesos de reparación, regeneración, así como el de mantener su correcto nivel de hidratación. Procesos que se realizan de manera natural en el interior de la piel, pero que con el paso del tiempo empeoran, provocando el envejecimiento cutáneo. Este deterioro de los procesos tiene una consecuencia visible, con la aparición de arrugas, flacidez, manchas seniles, piel seca y tirante, tono apagado, etc. Pero, ¿cómo llegan los nutrientes a las células? A través de la alimentación, la piel puede recibir estos nutrientes, pero, con el paso del tiempo, los canales (vasos sanguíneos) que garantizan la llegada de estos nutrientes a las células empeoran, por lo que estas reciben un menor aporte y como consecuencia su funcionamiento resulta deficiente. Es por esto que una piel joven permanece equilibrada y en buen estado. Por el contrario una piel envejecida, no recibe el correcto aporte de nutrientes porque su red vascular está dañada; por lo que resulta imprescindible el aporte externo de nutrientes, en forma de cosmética avanzada, que compense este déficit. Qué activos aportan doble nutrición: protegen y “alimentan.” No todas las sustancias nutritivas son iguales, ya que no todas proporcionan lípidos y nutrientes específicos que favorecen el correcto funcionamiento de las células cutáneas. Es por ello, que es esencial conocer las sustancias que aportan una doble nutrición, aporte clave para el perfecto estado de la piel. Y, ¿qué activos proporcionan un aporte nutritivo avanzado? La respuesta es tajante, los aceites, en general, son los reyes de entre todas las sustancias nutritivas; un poderoso regalo de la naturaleza que ya usaban en el Antiguo Egipto y otras civilizaciones como un tesoro en el cuidado y belleza de la piel. Conoce alguno de los aceites más rejuvenecedores, su valor nutricional y cómo actúan en la piel. Aceites de alto poder nutritivo. Te destacamos los aceites más revolucionarios por su acción avanzada, gracias a la cual mantienen la piel intensamente nutrida y cuidada, potenciando su belleza natural. • Aceite de Ximenia: aceite altamente nutritivo, que favorece la protección y reparación cutánea. Rico en ácido oleico, tocotrienol, lupeol y β-amirina, con una altísima concentración de vitamina C que hace de este aceite un activo avanzado que aporta una intensa sensación de confort a la piel. • Aceite de Tsubaki: protege la función barrera de la piel. Aceite doble acción: protector y anti-edad; capaz de evitar la pérdida de agua tras epidérmica y aumentar la capacidad de recuperación hídrica favoreciendo el nivel óptimo de hidratación en la piel. Un revolucionario aceite anti-edad que aumenta la síntesis de precursores de colágeno y evitar su degradación. • Aceite de Argán: exótico aceite de origen africano que favorece la regeneración cutánea y promueve la renovación celular, además de estimular la oxigenación de la piel, devolviéndole su esplendor. Su composición es rica en ácido grasos y vitaminas como la vitamina E, fenoles y ácido fenólico, y carotenos; así como ácido grasos esenciales como omega, 3, 6 y 9. • Concentrado de Aceite de Oliva: exclusivo activo que se basa en la concentración de la fracción minoritaria del aceita de oliva, el 2% del peso del aceite en estado puro, en la que se encuentra una altísima concentración de vitaminas. Un concentrado de altísimo valor antioxidante rico en vitaminas como el β-caroteno y α-tocoferol. • Aceite de Alga Ártica: precioso aceite extraído de alga ártica, alga originaria del océano Atlántico, que se desarrolla en condiciones climatológicas adversas gracias a lo cual ha desarrollado unas propiedades extraordinarias. Un innovador aceite de acción rejuvenecedora capaz de proteger el ADN celular y revierte el proceso de envejecimiento celular. Además, su composición rica en carbohidratos, laminarin, mannnitaol y fucoidan, así como es sustancias clave como sodio, potasio, magnesio y calcio; así metales esenciales como Fe, Zn, Mn, Al y Cu; hacen de este activo un auténtico elixir de juventud. Los exclusivos fitoaceites antes mencionados, seleccionados por sus acciones avanzadas, son parte del secreto de la alta efectividad de Q10 RESCUE. Descubre un exquisito tratamiento de acción reparadora altamente energizante con un intenso aporte de nutrición; un tratamiento profesional exclusivo en centros de Belleza CASMARA. El cuidado profesional más premium que actúa como un auténtico rescate global para las pieles más exigentes.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo